Tripp Lite Recomienda el Respaldo de los Sistemas de Video Vigilancia

Cada vez es más importante, en las empresas y en el hogar, el uso de sistemas de video vigilancia que permitan mantener bajo observación espacios y recintos que puedan ser vulnerados.
Tripp Lite Recomienda el Respaldo de los Sistemas de Video Vigilancia

Cada vez es más importante, en las empresas y en el hogar, el uso de sistemas de video vigilancia que permitan mantener bajo observación espacios y recintos que puedan ser vulnerados por las intrusiones de personas no autorizadas o delincuentes.

Mantener estos sistemas activos y en constante funcionamiento es una tarea tecnológica que también requiere atención desde el punto de vista energético. Es por ello que Norman Beltrán, gerente de canales de valor de Tripp Lite en la Región, recomienda a los administradores e ingenieros de sala considerar como un punto clave el suministro eléctrico y el respaldo, para que el video e información registrados por las cámaras sea de calidad y sin interrupciones. “La energía es un elemento indispensable y debe mantenerse limpia, disponible, continua y segura, para mantener la continuidad de operación”, afirmó Beltrán.

El ejecutivo explica que según su experiencia en esta actividad, aunque muchas empresas integradoras equipan correctamente a las empresas de seguridad con soluciones de video vigilancia, hay otras que lo hacen deficientemente. “Hay unas que hacen las debidas recomendaciones de implementar equipos de protección, administración y respaldo, para mayor efectividad y funcionamiento de los equipos en las instalaciones, pero hay otras que no, por desconocimiento o simplemente por restarle importancia como inversión para el negocio”, detalló.

A juicio de Beltrán, los sistemas de video vigilancia -además de encargarse de registrar y mostrar la visibilidad de determinadas áreas, dentro o fuera de las empresas con fines de monitoreo y supervisión- cuentan con sistemas de grabación que almacenan imágenes digitales para hacer uso de ellas en algún momento por cualquier razón, inclusive legales.

Tanto los cambios de voltaje, ruidos electromagnéticos y los cortes de energía, dañan poco a poco los componentes electrónicos de los aparatos. “Recordemos que la mayoría de estos equipos no cubre garantías por fallas eléctricas, y su protección contra estas fallas es fundamental, porque de lo contrario las imágenes transmitidas a través de las cámaras de video podrían perder su calidad, aparecer distorsionadas o hasta inhabilitar el funcionamiento de los equipos en el CCTV”.

Por ello, estos dispositivos y todo el sistema de seguridad completo -desde la sala de monitoreo, sala de servidores, componentes de grabación, hasta la cámara de video- deben estar bien energizados, protegidos y respaldados con unidades de UPS adecuadas, según los requerimientos eléctricos de cada uno. “Las soluciones para este segmento del mercado pueden ser desde muy pequeñas y básicas hasta aquellas que requieran una protección de 20 KVA o mayores que variará según la solución requerida”.

También señaló que los usuarios deben tomar en cuenta que los sistemas de video vigilancia y sus componentes, son frágiles y que algunos de estos integrantes pueden integrar cámaras digitales con almacenamiento de videos en discos duros, conexiones Ethernet para la transmisión, switch PoE para proveer energía y UPS online para el respaldo. “Todos estos componentes, en consecuencia, obligan a que el sitio posea un sistema de climatización adecuado”.

Comments are closed.